Seleccionar página

La manzana es una fruta con forma redondeada y con un sabor más o menos dulce dependiendo de la variedad. Es el fruto de los manzanos, que se cultivan en prácticamente todo el mundo, cuenta con gran variedad de especies y las más utilizadas son del género Malus. Mirando un poco en su historia comprobamos que las manzanas se han cultivado desde hace miles de años en Europa y Asia, fueron llevadas a América del Norte por colonos europeos. Hay más de 7.500 cultivares conocidos de manzanas con diferentes características, algunos de ellos producen frutos adecuados para consumir crudos o cocinados. La manzana es una fruta muy hidratante, puesto que más del 80% de su contenido es agua. Los productores más importantes de manzana en el mundo son China, Estados Unidos, Turquía, Polonia e Italia.

¡Vamos a conocer más características de la manzana! 

Descripción de la manzana

La manzana es una fruta comestible de forma redondeada y algo hundida por los extremos, de piel fina, y puede ser de color verde, amarillo o rojo. Su carne es blanca y jugosa, puede tener un sabor más dulce o más ácido dependiendo de la variedad. Contiene pepitas encerradas en 5 cápsulas situadas en el centro. Procede de un árbol caducifolio que mide entre 2 y 4,5 metros de altura en cultivo y hasta 9 metros en la naturaleza. Las hojas son de color verde oscuro y se disponen en la rama de forma alterna. 

La floración se produce en primavera a la vez que aparecen las hojas. Los frutos maduran a finales del verano o en otoño y alcanzan diferentes tamaños según sea el cultivar. Existen miles de variedades de manzanas, entre las más populares están la Golden Delicious, la Granny Smith, la Royal Gala y la McIntosh. La manzana es una de las frutas, junto al kiwi y la pera, que admiten un almacenamiento más prolongado en cámaras de frío. Requieren temperaturas próximas a 0 °C y una humedad entre 90 y 95%.

Cultivo de la manzana

Muchos manzanos crecen fácilmente a partir de semillas, pero dado que no se reproducen cuando se plantan así se suele utilizar el injerto. El portainjerto que se utiliza para el injerto se puede seleccionar para producir árboles de diferentes tamaños, así como para cambiar la resistencia frente a condiciones climatológicas y enfermedades. La gran mayoría de los cultivares de manzana proceden de plántulas, que nacen por casualidad o se crían cruzando deliberadamente los cultivos. Los cultivares varían en función de la producción y de la estatura final del árbol. Las manzanas se cosechan utilizando escaleras de tres puntos para poder caber bien entre las ramas. Los frutos maduran en diferentes épocas del año según el cultivar. 

Variedades de la manzana

Se conocen más de 7.500 variedades de manzanas, pero solo se comercializan aproximadamente unas 25. En la actualidad se están desarrollando nuevas variedades que son mutaciones de otros cultivares anteriores. Las diferentes variedades se distribuyen generalmente en zonas con climas templado-fríos. Las variedades más utilizadas son:

  • Manzana Fuji: Procede del cruce de dos variedades, Ralls Genet y Red Delicious. De textura jugosa y crujiente, con sabor dulce, y su color oscila entre el rojo y el rosa. Se recomienda su uso cruda porque es muy dulce, es ideal en ensaladas y repostería.
  • Manzana Golden: Es un cruce entre las variedades Grimes Golden y Golden Reinette. Su color es amarillento pero tiene toques dorados. Tiene un sabor ácido que desaparece cuando madura. La mejor forma de utilizarla es en tartas y bizcochos. 
  • Manzana Granny Smith: Es de color verde, su textura es crujiente debido a su piel gruesa y su carne madura. Es una de las variedades más ácidas que existen. Se oxida muy despacio, así que es ideal para ensaladas, tartares o pastelería.
  • Manzana Reineta: Es grande y achatada, se caracteriza por su gama de colores, porque pueden ir desde el amarillo hasta el gris, pasando por tonos verdes. Tiene manchas y un tacto áspero. Con sabor agridulce es perfecta para la repostería. 
  • Manzana Red Delicious: Tiene un tamaño bastante grande, su color es rojo intenso y su piel es brillante y gruesa. Tiene un sabor con un toque ácido.Se deshace muy rápidamente, así que es buena para elaborar purés, ensaladas o para comérsela sola.
  • Manzana Royal Gala: Surge tras el cruce de las variedades Kidd’s Orange Red y Golden Delicious. Tiene un color entre rojo, anaranjado y verde por fuera, y por dentro es blanca. Su forma es redondeada y su textura es crujiente y jugosa. Se puede comer cruda, o cocinada en purés y de acompañamiento con asados. 
  • Manzana Pink Lady: Es un un cruce entre la Golden Delicious y la Lady William’s. El color es rosado sobre fodo amarillo verdoso. De sabor ácido y con textura dura y crujiente. Se puede combinar con pescados y carnes grasas o con varios tipos de quesos. 

Composición nutricional y beneficios para la salud de las manzanas

La manzana es una fruta muy hidratante, quita la sed por su gran contenido de agua. Es una buena fuente de vitamina C, fibra, y flavonoides. También contiene vitaminas A, B1, B2, B5, B6, vitamina E, potasio y fósforo. Es rica en boro, que interviene en la asimilación del calcio y el magnesio. Contiene pectina, que es una fibra soluble que mejora el tránsito intestinal. La manzana estriñe, por lo que es bueno tomarla en casos de diarrea en purés o rallada. Y para los casos de estreñimiento mejor comerla cruda y con piel, porque en ella está la fibra insoluble. 

La manzana destaca por su carácter antioxidante, porque es rica en catequinas y en quercetina, que evita el envejecimiento prematuro de las células y ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre, así que se recomienda para diabéticos. Además, es diurética y su contenido en potasio ayuda a su contenido hídrico, permitiendo reducir la retención de líquidos y la tensión arterial. Gracias a su contenido en histidina y metionina, ayuda a hacer la digestión y es buena para la gastritis. Tiene capacidad saciante, y su contenido en ácido tartárico y málico ayuda a digerir mejor las grasas. También contiene taninos que son astringentes y antiinflamatorios. 

Consejos para comprar y conservar la manzana

Aunque la manzana es una fruta que se puede comprar todo el año gracias a sus numerosas variedades, su mejor época es a principios de noviembre y finaliza en navidad. Para escoger las mejores manzanas de la tienda asegúrate de que sean duras, fragantes y que carezcan de arañazos y señales de pudrición. Observa que estén subidas de color dentro de su variedad. Una vez estén ya en casa, puedes conservarlas en la nevera, pero lo mejor es que estén a temperatura ambiente. Si quieres alargar su vida hasta 4 y 6 semanas, solo tienen que meterlas en una bolsa de plástico y rociarlas con un poco de agua, si las congelas aún tendrán mayor duración.

Cómo cocinar la manzana: Recetas con manzana

Las manzanas se pueden consumir de diferentes formas: en crudo, como fruta de mesa o para formar parte de ensaladas, tartas o pasteles, o cocinada, para utilizarse como materia prima en salsas y guisos. También podemos verla como acompañamiento en pescados o carnes asadas, como por ejemplo en la receta de contramuslos de pollo asados con manzana y cebolla. Las manzanas asadas se consumen muchísimo y están riquísimas, pero las manzanas cocidas también se emplean mucho para hacer compotas, gelatinas, dulces, flanes, pudin, mermeladas, zumos de frutas y bebidas, como el licor de manzana.

La sidra es una bebida muy popular en España, y se hace utilizando varias especies de manzanas que no pueden ser consumidas en crudo. El brandy de manzana se obtiene por un doble proceso de destilación. El zumo de manzana es una bebida muy refrescante y dulce. La compota de manzana se recomienda para casos de diarrea y se puede tomar fría o tibia. También se puede elaborar una mayonesa de manzana que combina muy bien con platos de huevos.